Estrategias efectivas en la enseñanza de las matemáticas elementales

Las matemáticas pueden ser un tema difícil de comprender para los niños de primaria. La naturaleza abstracta del concepto a menudo hace que sea difícil de explicar a los jóvenes estudiantes. Enseñar matemáticas elementales es mucho más fácil con la ayuda de una variedad de herramientas de enseñanza que ayudan a que los conceptos matemáticos sean más concretos y demuestran a los estudiantes cómo usarán las matemáticas en su vida cotidiana.

rectas numéricas

Una recta numérica es una herramienta de enseñanza matemática simple, asequible e increíblemente valiosa. Cuando los estudiantes comienzan a aprender matemáticas, desarrollan el sentido numérico. El sentido numérico es la comprensión de qué son los números y cómo se relacionan entre sí. Un estudiante que sabe que seis es un número mayor que cuatro tiene un concepto básico de sentido numérico. Las rectas numéricas brindan a los estudiantes una representación concreta del sistema numérico. Cuando los estudiantes comienzan a contar por primera vez o comienzan a aprender las operaciones básicas de suma y resta, las rectas numéricas pueden ayudarlos a comparar los valores de los números y recordar el orden de los dígitos.

Tablas de multiplicar

Al desarrollar habilidades matemáticas tempranas, los estudiantes deben aprender de memoria las tablas de multiplicar básicas. Las tablas de multiplicar han sido una herramienta alternativa durante años, pero siguen siendo valiosas. Al practicar tablas de multiplicar con los estudiantes, los maestros pueden asegurarse de que sus estudiantes puedan recordar rápidamente las tablas de multiplicar básicas necesarias cuando pasan a conceptos matemáticos más avanzados en grados superiores.

Manipuladores

Los manipulativos son herramientas prácticas que ayudan a los estudiantes a resolver problemas matemáticos simples o complejos. Los maestros suelen usar bloques de plástico o madera de colores brillantes como objetos manipulables, pero puedes usar cualquier objeto concreto, incluidas pequeñas frutas de plástico, pequeños dulces o palillos de dientes. Cuando los estudiantes ven por primera vez un problema de suma, el concepto les resulta extraño. Puede resultarles difícil visualizar una situación en la que una cantidad se suma a otra cantidad. Con la ayuda de manipulativos, los maestros pueden demostrar cómo funciona el concepto. Si un estudiante está tratando de determinar cuánto es dos más dos, puede resolver el problema fácilmente tomando dos objetos manipulables y luego tomando dos más. Entonces todo lo que tiene que hacer es contar para determinar la suma de los números.

Problemas de la historia

Los problemas escritos les permiten a los estudiantes ver cómo usarán los conceptos matemáticos en clase en la vida real. Aprender a sumar, restar, multiplicar y dividir es solo la mitad de la batalla. Las habilidades son casi inútiles si los estudiantes no pueden aplicarlas a situaciones de la vida real. Al integrar los problemas de la historia en las lecciones diarias, los maestros pueden garantizar de manera efectiva que sus alumnos entiendan cómo usar las matemáticas en la vida cotidiana. Además, los problemas escritos ayudan a los estudiantes a comprender la relevancia de las matemáticas. A través de los problemas escritos, los estudiantes pueden comenzar a ver que los conceptos que están aprendiendo no solo son útiles en la escuela, sino que tienen un valor inherente debido a las aplicaciones del mundo real.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *