¿Qué insectos ponen huevos? | ciencia

foto biográfica del escritor

Actualizado el 22 de noviembre de 2019

Por Jean Godawa

Al igual que los peces, los reptiles y las aves, casi todos los insectos hembra son ovíparo, lo que significa que ponen huevos. Mientras que algunos animales que ponen huevos tienen instintos de crianza, cuidan cuidadosamente sus huevos y se aseguran de que estén calientes y protegidos, la mayoría de los insectos no muestran estos comportamientos. Simplemente depositan sus huevos sobre o cerca de una fuente de alimento y luego siguen adelante. Sin embargo, algunos grupos de insectos son excepciones a la oviparidad típica.

Ciclo de vida de los insectos

Los insectos crecen mediante una serie de mudas, despojándose de su superficie externa dura llamada exoesqueleto. Con cada muda, el cuerpo cambia de alguna manera. Este cambio de forma se conoce como metamorfosis. La mayoría de los insectos atraviesan metamorfosis completaque incluye cuatro etapas distintas de desarrollo: huevo, larva, pupa y adulto.

El huevo se convierte en una larva parecida a un gusano que muda varias veces dependiendo de la especie. La larva bien conocida de una mariposa o polilla es una oruga, mientras que la larva de un escarabajo a veces se llama larva. Una vez que la larva ha mudado por última vez, se transforma en una pupa inactiva y en reposo (en las mariposas esto se llama crisálida, mientras que las polillas pupan en un capullo). La pupa luego se transforma en el insecto adulto. Los insectos adultos, hembras, ovíparos se aparean y ponen huevos, y el ciclo comienza de nuevo.

Insectos como saltamontes, grillos y tijeretas atraviesan metamorfosis simple donde las alas se desarrollan externamente y no hay una verdadera etapa de descanso antes de convertirse en adulto. Con una metamorfosis simple, los insectos inmaduros a menudo se parecen mucho a los adultos.

Oviparidad en Insectos

La oviparidad es común en la mayoría de los grupos de insectos, incluidas las libélulas, saltamontes, avispas, abejas, escarabajos, hormigas y mariposas. Algunos de estos incluso tienen apéndices abdominales modificados, conocidos como ovipositores, con el fin de depositar sus huevos en lugares específicos. La avispa parásita ichneumon, por ejemplo, tiene un ovipositor de más del doble de la longitud de su cuerpo. Lo usa para perforar la madera y depositar huevos en la larva de otra especie de insecto que se esconde en la madera.

Los ovipositores de algunos himenópteros (el grupo que incluye avispas, abejas y hormigas) se han desarrollado para picar en lugar de poner huevos.

Algunos insectos, como las termitas, pueden dejar sus huevos en cualquier lugar, mientras que otros, como las mariposas monarca, tienen cuidado de poner sus huevos en la parte inferior de las hojas de algodoncillo. Cuando los huevos eclosionan, las larvas inmaduras pueden alimentarse de ese algodoncillo.

Viviparidad en Insectos

La incubación y desarrollo de huevos dentro de la madre no es común en los insectos. Este proceso, conocido como viviparidad, puede tomar diferentes formas. Algunas cucarachas, escarabajos y moscas incuban los huevos fertilizados dentro de la hembra y dan a luz crías vivas. Esto se conoce como ovoviviparidad. Otras formas de viviparidad, donde la madre transfiere nutrientes a los embriones en desarrollo a través del tejido interno, ocurren en algunos pulgones, tijeretas y algunas otras especies.

Huevos de insectos no fertilizados

La reproducción en la mayoría de las criaturas ovíparas implica el apareamiento de machos y hembras, y el macho fertiliza los óvulos con su esperma.

Muchos insectos han evolucionado, ya sea por la escasez de machos o por las condiciones ambientales, para producir descendencia sin necesidad de aparearse con un macho. Este partenogénesis ocurre en especies de pulgón, insecto palo, cucaracha e himenópteros. Las abejas producen huevos fertilizados y no fertilizados. Los huevos de insectos fertilizados se convierten en abejas obreras hembras, mientras que los zánganos machos no fertilizados son responsables de abandonar la colonia para encontrar otras abejas reinas para aparearse.

Esas nuevas reinas pondrán huevos fertilizados y no fertilizados en su propia colonia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *